Cirugía endoscópica y laparoscópica

Uretrocistoscopia, RTU vesical y prostática, prostatectomía radical con preservación de la función eréctil, nefrectomía radical/parcial, reconstrucción de la obstrucción de la unión pieloureteral, reconstrucción de anomalías del uréter/fístulas urinarias, cistectomía, suprarrenalectomía, linfadenectomía retroperitoneal, etc

Cualquier enfermedad de la vía genitourinaria, tanto benigna como la hiperplasia prostática, estenosis del uréter o las fístulas urinarias, o maligna como los cánceres de vejiga, riñón o próstata, puede ser adecuadamente tratada mediante cirugía de mínima invasión.

Respecto al tratamiento de la hiperplasia prostática benigna, se ha realizado habitualmente mediante resección transuretral de la próstata (RTU), cirugía sin cicatrices que aprovecha el conducto uretral como acceso natural. Además disponemos de un láser verde prostático XPS de última generación como opción a este tipo de tratamiento de mínima invasividad y corta estancia hospitalaria, evitando el sangrado y pudiendo causar alta hospitalaria incluso el mismo día de la intervención (ingreso de 8 horas) en casos seleccionados.

La prostatectomía radical para el cáncer de próstata se realiza por vía laparoscópica a través de mini-incisiones que permiten una rápida recuperación y minimizan el trauma quirúrgico con un buen resultado oncológico y funcional. En los casos indicados se practica la cirugía con preservación de los nervios erectores, lo que evita la disfunción eréctil postquirúrgica en un 70%.

Galería de Fotos